Reparar XBOX One

Reparar XBOX One 1

Si tu XBOX One no funciona bien y la necesitas arreglar, no dudes en contactar con nosotros. Somos un servicio técnico profesional especializado en reparar XBOX a nivel nacional.

En nuestro SAT nos encargamos de darte la solución a cualquier problema que tenga tu XBOX One. Dispondrá de un servicio técnico completo ya que nos dedicamos a reparar fallos producidos tanto en hardware como en software.

Uno de nuestros puntos fuertes es la profesionalidad de los técnicos que cuenta nuestro SAT, los cuales están capacitados y cualificados para realizar las diferentes reparaciones que le surjan a su XBOX One.

Tenemos para ti un diagnosticador en el que te ayudará a dar con mejor precisión el fallo de tu videoconsola, para posteriormente, diagnosticarla nuestro servicio técnico y poder ser más rápidos y eficaces.

Muestra una luz blanca y se apaga…

Si tu XBOX One se enciende y al poco tiempo se apaga, no emite ninguna señal o la imagen se queda inmóvil en la pantalla, se debe a un fallo producido por un sobrecalentamiento en el chip gráfico o en el procesador. El exceso de calor producido por una mala refrigeración en el interior de la consola es la causante de estas averías.

El reballing es una técnica avanzada que consiste en quitar el chip gráfico o el procesador de la placa base y realizar el cambio de las esferas de soldadura. Por el desgaste de las esferas de soldadura se crean microfisuras que hacen que se produzcan fallos en la conexión con la placa base.

Si reconoces alguno de estos fallos en tu XBOX One nuestros técnicos repararan las soldaduras.

Tengo problemas de espacio en el disco duro

La XBOX One incorpora un disco duro de 500Gb, aunque en un principio parezca bastante amplio, puede que después de múltiples descargas de juegos y actualizaciones el espacio libre disponible empiece a no ser suficiente.

Una avería o una falta de espacio de almacenamiento puede provocar fallos en tu consola por lo que será necesario cambiar o reparar disco duro XBOX One.

Si quieres volver a disfrutar de tu XBOX One sin las molestias de la falta de espacio disponible, nuestros técnicos se encargarán del cambio de disco duro para que tú solo te preocupes de jugar.

No se ve nada en el televisor

Si al conectar la XBOX One a otras pantallas no emite señal, tendrás que reparar el conector de HDMI. Es aconsejable que compruebes que el problema no lo provoca el cable HDMI.

La avería la produce una pequeña pieza de metal que se encuentra en el conector HDMI. Por un posible fallo en fabricación, la pieza de metal sobresale de la parte inferior del puerto HDMI e impide que el cable realice una buena conexión, dañando el cabezal del mismo o la conexión de la propia XBOX One.

Traenos cuanto antes a reparar el conector de tu XBOX One para conseguir que emita señal a la pantalla con una buena calidad, sin pixelados ni parpadeos.

Tarda mucho en cargar mis juegos, o no los carga

El desgaste o desajuste de la lente provoca que tu consola no sea capaz de reconocer el disco y este quedará girando sin realizar ningún tipo de acción.

También puede ocurrir que tu consola expulse los discos de forma continuada y no haya manera de que los pueda leer. La principal razón de las expulsiones de los discos es la causada por una goma que se encuentra en el pie de la XBOX One. Dicha goma puede estar mal colocada y presionar el botón de expulsión impidiendo que el disco se mantenga dentro. Incluso si tu consola está colocada en posición vertical, el caucho podría ser un problema, ya que puede expandirse y contraerse debido a los cambios de temperatura.

Cualquiera que sea tu problema con la lectura o reproducción de discos nuestros técnicos podrán aconsejarte sobre la reparación o cambio de lente, según proceda.

No detecta ningún conector USB

El conector USB de tu XBOX One puede averiarse por un indeseado tirón del cable conectado o por un mal uso del mismo.

Un excesivo uso puede provocar que los conectores USB dejen de funcionar. En ocasiones los fallos proceden del conector del mando o del cable, verifica con ayuda de otros dispositivos que realmente el problema sea del conector situado en la base de tu consola. La repetida acción de enchufar y desenchufar termina haciendo que el conector USB se desajuste, perdiendo toda la conductividad. Aunque pequeña, el conector usb, es una pieza imprescindible para el disfrute de tu XBOX One. El fallo de la misma provoca que no puedas cargar los mandos, ningun juego, ni actualización.

Trae tu XBOX One cuanto antes para que nuestros técnicos puedan reparar el conector USB dañado y no tengas ninguna limitación la hora de jugar.

No me puedo conectarme al WiFi o  mi mando por Bluetooth

Si tu XBOX One tiene problemas en el módulo wifi-bluetooth no podrá conectarse a la red de forma inalámbrica. Esta avería conlleva la imposibilidad de descarga o compra de juegos, así como de poder disfrutar de demos disponibles en ese momento. E

Además todos los dispositivos conectados por bluetooth dejarán de tener conexión con tu XBOX One. Los mandos pueden dejar de funcionar mientras estás usándolos, incluso darte indicios de que el módulo wifi-bluetooth está empezando a fallar cuando se desconecta de manera intermitente.